Hoy hace 6 meses que nos casamos y me apetecía celebrarlo recordando todos los aspectos ECO que quisimos dar a nuestra boda sencilla. Bueno, sencilla… es cierto que esa era la idea al principio, pero se nos fue un poco de las manos 😁

Creo que nunca había pensado en casarme, y mucho menos con vestido blanco y toda la parafernalia, pero cosas que pasan, ¡ahora no volvería atrás! Supongo que depende de la forma de ser de cada uno, pero no tuvimos ningún agobio, ni estrés ni nada por el estilo, hasta disfrutamos preparando todo y pensando en hacer una gran fiesta para nuestros invitados. Eso sí, es muy importante tener claro que es lo que uno quiere y no dejarse llevar por opiniones o modas… Esto fue lo que nosotros quisimos:

  • Save the Date e Invitaciones: no quería mandar invitaciones tradicionales por correo ya que me parecían un gasto de papel innecesario (y económico).

Enviamos los “Save the date” a través de WhatsApp y mandamos las invitaciones por correo electrónico donde incluíamos un enlace a la página web donde estaba todo explicado.

  • Vestido: me negaba, por principios, a gastar la millonada que piden por los vestidos de novia (o cualquier cosa que lleve la palabra novia o boda), un vestido que sólo utilizarás un día, ¡un día!

Así que visité a una modista, le expliqué la idea que tenía del vestido (quería que fueran dos partes, algo sencillo y sin cola), me dijo que telas tenía que comprar y así tuve mi vestido hecho a mano. Y por cierto, la “camisa” irá en mi armario cápsula de verano 😀

  • Detalles: desde el principio quise llevar una corona de flores en el pelo, además la quería azul.

Cuando fui al taller de la persona que lo hizo, me enseñó otras opciones y me aconsejó… el azul, como que no. Eso sólo ocurre en talleres pequeñitos, donde te pueden dedicar un poco de tiempo y hacen a mano el producto. Como no tenía muy claro como iba a llevar el pelo, me lo hizo de tal forma que se puede colocar de muchas maneras diferentes.

  • Ramo: ¿por qué las novias llevan ramo? Pues ni idea, el caso es que ni plantee no llevarlo.

0w1a1030

Así que la mañana del sábado aún no tenía ramo, me levanté y tranquilamente me fui a una floristería, compré paniculata (que me encanta y también decoraba el sitio de la boda) y margaritas; las junté de la mejor forma posible y envolví los tallos con rafia. ¿A que quedó muy bonito?

  • Detalle invitados: tenía clarísimo que no quería una figurita para coger polvo en el salón…

Hablamos con la Asociación, ya conocíamos su labor y preferíamos dar ese dinero para algo que se aprovechara bien y no para algo que acabaría en el fondo de un cajón. Al final de la noche, todos conocían la asociación y su labor y a día de hoy, aún hay gente que lleva la pulserita.

  • Decoracion: el sitio donde celebramos la boda era una casa en medio del campo y no necesitaba mucha decoración.

0w1a1720

Pero me apetecía dar un toque personal, así que unos meses antes comencé a guardar botes de cristal que fui decorando con cintas de diferentes materiales. Me encantó que la gente se los llevara al final y que ahora decoren sus casas.

Son cosillas que hace ilusión preparar, por lo menos a nosotros, pero después del día, cuando te pones a recordar y a pensar.. esto es lo que recuerdas..

Pin It on Pinterest

Share This