¡Comienza la temporada de Bodas-Bautizos-Comuniones! ¡Felicidad y horror a partes iguales! Preguntas como, ¿Qué me pongo? ó No me quiero comprar nada ó No me quiero comprar nada que no me vaya a volver a poner.. nos las hacemos siempre y en la mayoría de las ocasiones, por lo menos en mi caso, acabo comprando algo. Pues esta vez no, voy a tirar de lo que tengo e iré divina. (Recuerdo que la ropa de “fiesta no entra dentro del armario cápsula).

¿Qué podemos hacer? Sé que depende mucho del tipo de boda o evento al que vayas, de tu papel en ella, si es de noche o de día, pero te doy diferentes opciones:

1º Mira en tu armario. Reusa. Seguro que hay algo. Lo he llevado ya a una boda y voy a coincidir con gente.. las fotos… a ver, yo te entiendo, soy igual, pero no es ningún problema. La mayoría de la gente ni se va a acordar, sólo está en nuestras cabezas.

Reusa2: al armario de tu madre o de tu abuela incluso: vestidos que con un pequeño arreglo se vuelven a poner de moda; pantalones anchos, camisas estampadas…

Reusa3 pidiendo a amigos/familiares: Estoy deseando tener una boda para pedir a mis amigas los vestidos tan chulos que trajeron el año pasado a mi boda. Entre bodas de hermanos, primos, amigos; comuniones, confirmaciones, bautizos… pues anda que no tenemos cosas.. Y no sólo ropa, bolsos, zapatos, tocados..

2º Alquila: Hay tiendas también para alquilar trajes de mujer. “Es que soy la hermana de la novia y quiero ir de largo, además es una boda de noche y quiero que tenga algún brillo”. Normalmente este tipo de vestidos es muy difícil aprovecharlo, ya que en esta boda tienes un papel más especial y no te lo volverás a poner en otra boda.

Compra un vestido/pantalón muy neutro. Algo muy muy básico que puedas tunear de muchas formas diferentes para diferentes eventos. Añadiendo un cinturón de flores, o un tocado de flores, o un bolso llamativo, o unos zapatos…

4º Haz combinaciones con la ropa que tienes por casa: vale, quizás no es lo más elegante para una boda pero seguro que hay mucha ropa que utilizas habitualmente, que combinada con otra, da opciones muy resultonas:

He utilizado 2 pantalones y una falda que formarán parte de mi armario cápsula de verano (junto con una camiseta blanca) porque son prendas muy fresquitas, cómodas y combinables tanto para la noche y el día, como para la playa, hacer un viaje… y por lo que veo, ¡hasta para un evento mas elegante!

¡Y voilá! Una camisa blanca, un bolso y unos zapatos hacen el resto:

 

La camisa blanca es un básico que debería haber en cualquier armario cápsula o no cápsula ya que es apta y útil en cualquier ocasión. La camisa de lino de manga larga es de mi señor esposo (no hay ni que plancharla!); la del pantalón amarillo era un camisón de mi abuela y la de sisa de chantillí es de mi vestido de novia (como los zapatos, comodidad ante todo). ¿Qué os parece? Esto es usar y reusar, ¿eh?

Este fin de semana voy a una comunión y me pondré alguno de los modelitos que os muestro, ¿cuál me recomendais? ¿Te he dado alguna idea para usar y reusar tu ropa en algún evento? Perdonad la calidad de las fotos, pero me las he hecho yo con el movil 🙂

PD: Si eres tú quien se casa y quieres conocer los detalles ECO que incluímos en nuestra boda, pincha aquí Boda sencilla con detalles ECO

Pin It on Pinterest

Share This