Hoy os traigo un post freshhhhquísimo para alegrar estos días tan calurosos (no puedo con tanto calor, saca lo peor de mi). Ah, y antes de empezar quiero aclarar que no soy nutricionista ni nada por el estilo, que me he informado para contaros lo que os voy a contar, y que si en algo meto la pata, ¡si me queréis, decirme!

Hasta hace dos años, mi helado favorito era el Nestlé Gold de chocolate (ains… lo echo un poquito de menos..), pero lo abandoné definitivamente porque lleva aceite de palma, por la gran cantidad de azúcar que debe llevar eso y por el envase. Me puse a buscar opciones y encontré polos en los que leía, “con zumo natural de frutas” (¿quién no conoce los fantasmitas o se los ha dado a sus hijos ya que piensa que son “menos malos”) y eso me llevó a pensar, (a parte de, pues me los haré yo); ¿es lo mismo tomar una pieza de fruta que tomar zumo de frutas?

Pues no, no es lo mismo. Y podéis pensar, ¿¿pero como es posible?? Resulta que cuando sólo tomas el zumo de una pieza de fruta, tomas muchas más calorías, menos fibra y te sacias menos, por lo que es probable que acabes tomando más. Os pongo el ejemplo más conocido por todos: el zumo de naranja por la mañana: normalmente no haces zumo de una naranja únicamente, sueles utilizar 2 o 3, por lo que en un vaso tienes unas 110 kal, 0,5g de fibra, y poca saciedad. Sin embargo, al tomar una naranja entera tomas, unas 75 kal, 3,5 gr de fibra y es más saciante. Conclusión, que esos polos “zumo de fruta natural” no nos están aportando los beneficios de tomar una pieza de fruta, sino que nos están aportando demasiada azúcar, y a parte, la que le pongan extra.

Entonces, ¿en vez de tomar la fruta licuada (mira que somos vagos masticando, yo la primera), es mejor que tome fruta batida, o como lo llaman ahora, un smoothie? El smoothie es mejor que un zumo, pero la opción de la pieza de fruta entera, sigue ganando ya que cuando trituramos la fruta, aumenta la oxidación y se pierden nutrientes y no nos saciamos, bebiendo más de lo necesario. Están muy de moda estos batidos para dietas, para limpiar el cuerpo por dentro o para sustituir a los refrescos en algunos establecimientos. Los prefiero a una Coca Cola, pero sepamos lo que compramos (¡¡y lo que pagamos!!), qué beneficios tienen y qué no.

Por tanto, estos polos no sustituyen a la fruta que debemos tomar diariamente (ohhhhh), y debemos tomarlos con moderación, ya que, aunque sea toda la pieza triturada, como hemos visto antes, al no saciarnos por no masticar, podemos comer más de lo necesario e incluir demasiada fructosa en nuestros cuerpecitos.

Las recetas que he hecho son muuuuy sencillas, pero es que son las que no me da pereza hacer, es fácil encontrar los ingredientes, no llevan azúcar extra y no genero residuos.

Fruta “básica” comprada a granel

Recetas

Todos siguen el mismo proceso: mezcla de frutas, batidora y congelador. Si te sientes creativo, puedes reservar unos trozos sin triturar y ponerlos en el molde. Y también, si quieres de dos pisos, primero echas un poco en el molde, congelas un rato, y después echas el otro sabor y vuelta al congelador.

  • Sandía y kiwi es el que más me ha gustado. El toque ácido del kiwi, ¡me chifla!
  • Sandía y plátano (con un poquito de zumo de naranja, más rico aún)
  • Zumo de limón y hierbabuena (es como un polo de mojito, lo que no conseguí es que las hojas se repartieran por todo el polo).
  • Kiwi y melocotón
  • Sólo sandía, sólo melocotón, sólo kiwi
  • Mango y piña (más exótico y muy rico)

¡Espero que los disfrutéis! ¿Tenéis otras combinaciones de frutas para recomendar? ó ¿Recomendaciones de Smoothies para tomar de vez en cuando? A mi me gustan de verduras como espinacas, lima, apio y manzana. ¡Muuuuuy rico!

Mix de polos

Tengo estos moldes desde hace años, he visto unos de silicona geniales.. a ver si los encuentro

¡Muy ricos! Pero con moderación..

Pin It on Pinterest

Share This