Me obsesionan los olores he de confesarlo y a la vez no utilizo colonia. Creo que he utilizado tanta a lo largo de mi vida que he acabado saturada de olores dulzones y cargantes, y no por la que utilizaba yo solamente que era bien fresquita, sino porque la gente se echa tal cantidad de colonia encima, que va embriagando (por decirlo finamente) a la gente de su alrededor.

Los olores evocan recuerdos, ya que el olfato está muy relacionado con el “cerebro emocional y la memoria”. De una forma más técnica, el bulbo olfatorio identifica un olor y lo transmite al sistema límbico (el cerebro emocional) y este a la amígdala (las emociones) y al hipocampo (la memoria). Por eso nos vienen recuerdos y emociones rápidamente.

El olor de mi adolescencia, mi abuela, mi madre y mi yo cercano

Me gustaría decir ya que queda “más mejor”, que el olor de mi infancia, es el olor de la tierra mojada que desprendía el campo al regar mi abuelo, o el olor del mar por haber pasado varios veranos en la playa, o el olor a comida casera haciéndose a fuego lento cada día… y aunque esos olores son reales, los que más recuerdos y emociones me provocan son los olores artificiales.. estamos perdiendo la esencia señores… y es que Mercadona y su ambientador eléctrico de tres colores ha hecho mucho daño.

Esto lo saben muy bien las empresas y un recurso en auge es el “marketing olfativo” y si no sabéis lo que es, sólo tenéis que pasar por cualquier tienda Blanco o Massimo Dutti que lo están llevando a la máxima expresión. Incluso si pasáis por una calle cercana os llega el olor. ¿Por qué tanta intensidad? Y no solo con estos olores pastosos en los que se ve, uy no, se huele a la legua que son artificiales. También están creando olor a café recién hecho, olor a tierra mojada, olor a cocido de la abuela… pero claro, todo de forma artificial. ¿No pueden poner unas plantas y regarlas cada día? Yo creo que haría el mismo efecto..

Y como con todos los aspectos de la vida, siempre queremos más y más. Con las colonias, los suavizantes, los ambientadores en casa.. comienzan con una intensidad bastante alta y pasada una semana ya nos hemos acostumbrado, por lo que necesitamos más para oler al mismo nivel que olíamos la semana pasada. Así que nos echamos más colonia, echamos un poco más de suavizante a la lavadora o aumentamos la frecuencia de expulsión del ambientador. Y no me lo estoy inventando que esto también es ciencia: los olores están compuestos por varias partículas, y estas partículas son captadas por los receptores que provocan una reacción que es interpretada por el cerebro; pero cuando capta la misma partícula de forma contínua, se adormece el receptor, tú receptor, el mio está perfecto. Tu hueles menos tu propia colonia, pero las personas la siguen oliendo al mismo nivel que tú al principio, así que no hace falta que te eches más, por favor.

Por otro lado, no nos estamos dando cuenta de los problemas graves que están causando la exposición a productos químicos que tenemos a nuestro alrededor (principalmente insecticidas), pero también ambientadores y algunos perfumes. En algunas personas aparece la sensibilidad química múltiple, que provoca cansancio, picor de ojos, dolor de cabeza e incluso problemas cognitivos. La OMS, todavía no lo considera enfermedad y en España, al contrario que en otros países como Alemania o Francia, aún no se le da la importancia que tiene.. y es grave porque empiezas a desarrollarlo por algún ambientador, pero luego te provocarán los síntomas un producto de limpieza, el cloro de la piscina, una colonia o el detergente. Lo mas normal del mundo es ir a una oficina donde haya un ambientador que cada quince minutos emita un “psst” cargado de un olor antinatural, tóxico y para mi desagradable, pero al que la mayoría está acostumbrado. Luego se quejan de que les duele la cabeza.. y más que por los ordenadores, yo lo relaciono con esto..

En fin, que si a ti también te obsesionan lo olores, o simplemente quieres que tu casa u oficina huela bien, no hace falta recurrir a esos tóxicos aparatitos. Puedes crear un ambientador con estos ingredientes tan habituales por aquí y tan sencillos:

  • un bote de cristal
  • unas cucharadas de bicarbonato
  • unas gotas de un aceite esencial

¿Me recomendáis alguna esencia que huela bien bien?

El bote de cristal adorna y ambienta la entrada de mi casa

¿Tenéis alguna otra receta? ¿Qué olores os gustan?  ¿Qué olor os evoca algún recuerdo especial nada más olerlo? ¡¡Muchas gracias por vuestros comentarios!!

 

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This