Necesitamos:

  • Medio calabacín
  • 3 dientes de ajo
  • Vinagre de manzana
  • Perejil fresco

Pelamos el calabacín y lo hacemos tiras (ni muy gordas ni muy finas) con un pelador de verduras, imitando el aspecto de un boquerón. Puedes cocerlo un minuto, yo lo he hecho crudo y estaba rico y no estaba duro. Mezclamos un vaso de agua y medio vaso de vinagre en un recipiente hondo, y metemos las tiras de calabacín y las dejamos reposar entre 6 horas y toda la noche. Una vez pasado este tiempo, escurrimos bien y picamos los ajos, el perejil, sal y lo mezclamos con bastante aceite, la cantidad suficiente para que cubran los calabices. Dejamos reposar unas dos horas.Acompañar con patatas y una cerveza.

Pin It on Pinterest

Share This