PRESUNTAMENTE, si algo he aprendido viendo Sálvame (que oye, lo he visto alguna vez, que le vamos a hacer), es que esta palabra hay que decirla varias veces, sobretodo cuando hablas de ciertos temas.

Pues eso, presuntamente:

¿Qué es Ecoembes?
Si vais a su página web, se describen como “la organización que cuida el medioambiente a través del reciclaje y el ecodiseño de los envases en España. Dicen, que hacen posible que los envases de plástico, latas y briks, y los envases de cartón, puedan tener una segunda vida.
Se presentan como una organización sin ánimo de lucro que se dedica a la recuperación de envases por toda España”.

Y a ver como explico yo qué es Ecoembes, porque, queridos, cuesta un poco entenderlo, creerlo y comprender, como una empresa así, lleva más de 20 años en activo.

Empiezo por el principio (porque empezar por el final..) y con un principio, que viene de Europa, que es el principio de responsabilidad ampliada del productor, que hace que los fabricantes estén obligados a eliminar los productos que se devuelven cuando han sido utilizados. Con este principio, se intenta que los fabricantes se impliquen en reducir residuos. Entonces, se cobra una cantidad cuando se vende el producto, y esa cantidad se recupera cuando se devuelven los envases. Puedes buscar el dibujito en los productos, y eso significa que el productor ha pagado una parte, lo que se traduce, en que al final lo pagarás tú pagando por el producto, pero es que además estás pagando dos veces: pagas el supuesto reciclaje y pagas el impuesto de recogida de basuras.

“Punto verde”

Pues bien, la ley ofrece otra vía, y es donde aparece Ecoembes, como un sistema integrado de gestión de residuos de envases. Las empresas que se adhieren a este sistema, dan una cantidad de dinero a Ecoembes, y esta, se supone que lo utiliza para la recogida de envases. Se supone, porque no ocurre así. El dinerito del que hablábamos antes, el que pagan los productores por ese principio de responsabilidad ampliada, se lo dan a Ecoembes, que gestionará todos los residuos que se reciclan. ¿Pero y qué ocurre con el dinerito de los residuos que no entran en el contenedor amarillo? Pues, pa` la saca. Si tenemos en cuenta, que según los estudios, sólo un 20% de los residuos que se generan se reciclan… Emm, oye, quien es el jefe de Ecoembes, que me lo pido.

Vale, podemos pensar, el problema de los envases que no entran en el contenedor amarillo, es de la gente que no recicla. Y ese dinero sobrante que se queda Ecoembes, pues lo invertirá en educación, en anuncios, en investigación.. ya, ya. Pues el caso es que no se sabe, porque es una empresa cero transparente. No sabemos todos los envases que se venden, y no sabemos cuantos se recogen, y mucho menos cuantos se reciclan.

Para entender mejor porqué ocurre esto, son los ayuntamientos los que al final gestionan los contenedores de reciclaje con el dinero que reciben de Ecoembes. El ayuntamiento lleva todo lo que se tira dentro del contenedor amarillo a las plantas de reciclaje, y una vez separado lo que se supone que se puede reciclar de lo que no, Ecoembes paga según el peso, y en realidad, lo que tendría que hacer, es pagar según los envases que se hayan puesto en venta. Los fabricantes van a estas plantas de reciclaje, y compran los envases a Ecoembes para volver a utilizarlos, por lo que Ecoembes cobra dos veces, a los ciudadanos por el sello de reciclaje y a los fabricantes por el producto reciclado.

Hago un pequeño esquema, porque a estas alturas, hasta yo estoy perdida entre tanta oscuridad.

  • El vendedor, pone el sello a su producto, el sello indica que ese producto paga un precio de reciclado (independientemente de que ese producto pueda reciclarse o no). El vendedor paga a Ecoembes el precio de llevar ese sello. Una persona compra ese producto (por lo que al final paga el precio del reciclado) y no lo tira al contenedor amarillo. Ecoembes se queda con su dinero.
  • El vendedor, pone un sello a su producto, el sello indica que ese producto paga un precio de reciclado (independientemente de que ese producto pueda reciclarse o no). El vendedor paga a Ecoembes el precio de llevar ese sello. Una persona compra ese producto (por lo que al final paga el precio del reciclado) y lo tira al contenedor amarillo. ¿Cuántos envases se venden con ese sello? ¿Cuántos envases se tiran al contenedor amarillo? ¿Cuánto de lo que se tira al contenedor amarillo verdaderamente se recicla? No lo sabemos.Lo que si que sabemos es que te cobran por un envase para que se recicle, y muchos de ellos no se reciclan.

Hasta hace poco tiempo, se les ha considerado una empresa que apelaba por el medioambiente, por el reciclaje… una empresa verde, pero menos mal que empezamos a verle las orejas al lobo. Nos hacen creer que debemos reciclar, reciclar y reciclar… Pero todos sabemos, que lo mejor es no generar, no generar, no generar. ¿Oiremos alguna vez a Ecoembes apostar por el producto a granel? Pues no, porque cuantos más envases de usar y tirar se pongan en activo, más dinero obtienen. Otra pista para conocer que sus intereses son principalmente económicos es conocer que sus accionistas son Nestlé, Coca Cola, Bimbo, Danone… los reyes del envasado.

Cuando una empresa, porque eso es lo que es, es una Sociedad Anónima por muy poco ánimo de lucro que tengan, se aprovecha de la influencia y del poder  que tienen en periódicos como El País, o El Mundo ya que patrocinan la sección de sostenibilidad, financia cátedras universitarias, financia programas de radio, eso sí, eligiendo muy bien los temas de los que se puede hablar y de una forma concreta.. para dar datos erróneos sobre el reciclaje, seguir manteniendo su modelo y boicotear otros proyectos, no es una empresa ECO, ni clara y no podemos hablar de que no tenga ánimo de lucro.

¿Qué podemos hacer nosotros?

La solución principal, ya la conocemos y la estamos llevando a cabo y dando a conocer desde hace un tiempo. Intentar vivir con el menor uso de plástico posible.

Insistir para que se implante un Modelo de retorno como ha hecho Valencia: En realidad se llama Sistema Depósito Devolución Retorno (SDDR). Depósito, ya que pagas un precio por el envase; Devolución, cuando devuelves el envase, te devuelven el precio que pagaste; Retorno, el envase vuelve a la cadena de producción. Con este sistema, es mucho más fácil y transparente controlar los envases que salen al mercado y los que vuelven y se reciclan. Este modelo tiene muchos detractores, ya que muchos ven amenazado su negocio, y yo no digo que sea la mejor solución, pues aún con este sistema, debe existir otro que siga recogiendo otro tipo de envases (SIGs). Pero ya se ha demostrado que el modelo integrado no funciona, y este de retorno si que funciona en otros países con mucho más éxito, habrá que probarlo.

Exigir Leyes que prohíban ciertos plásticos de un solo uso: ya conocemos el nuevo Real Decreto que prohíbe a los comercios regalar las bolsas de plástico. Pero también sabemos que esta ley es simplemente un parche, porque aunque algunas bolsas serán cobradas, dependiendo de su grosor, otras como las que se utilizan para pesar la fruta, seguirán siendo gratuitas. ¿Por qué no directamente una Ley que prohíba el uso de estas bolsas en comercios? Conocemos el caso de Francia, que ha prohibido por Ley el uso de vasos y cubiertos de plástico, es decir, que se puede, ¿Por qué en España siempre vamos a la cola?

Y sinceramente, a parte de lo dicho anteriormente, no tengo la solución perfecta para acabar con toda esta mafia, pero está claro que así no podemos seguir porque no vamos hacia un modelo que mejore el medioambiente, todo lo contrario, vamos hacia un modelo de uso de envases de usar y tirar enmascarado en un modelo de reciclaje, que ya hemos visto no es real. Hay casos, como este, en el que la actuación individual no es suficiente y tendríamos que tener representantes comprometidos y que se preocuparan de verdad por solucionar problemas y no únicamente por llenarse los bolsillos, y aquí… lo llevamos claro.

Os animo a leer mucho más sobre este modelo de negocio, a que se conozca como funciona verdaderamente esta empresa, a que tengamos argumentos firmes y conocimiento suficiente para que no nos puedan seguir engañando y a que cada vez que salga el tema, le cuentes a tu amigo, a tu madre o al cuñao de turno, porqué este modelo de reciclaje no es sostenible y hay que buscar otras soluciones. ¿Qué otras soluciones pensáis que se pueden llevar a cabo? ¿Conocías el funcionamiento de Ecoembes?

Os animo a leer todos estos artículos, de aquí he recopilado toda esta información tan interesante:
– www.productordesostenibilidad.es
 www.losreplicantes.com
 www.saltamos.net

 

 

Pin It on Pinterest

Share This