Así, de sopetón, te puede parecer un poco raro. A mi me lo pareció. O quizás la palabra no es raro, sino que no iba conmigo. Y yo es que hablando de apadrinar o adoptar, pienso más en animales. Me da la sensación que lo necesitan más. Pero cuando contactaron conmigo desde Apadrina un Olivo para explicarme cual es labor de esta organización y después de investigar bastante sobre este proyecto, me he quedado enamorada de a todos los ámbitos que puedes llegar, y lo mucho que puedes ayudar apadrinando un olivo. Si te pasa un poco como a mi, sigue leyendo, que te lo cuento todo.

Apadrina un Olivo

Apadrina un olivo se centra en la zona de Oliete, Teruel. Aquí, cuatro jóvenes emprendedores, Alberto, Adrián, Pablo y José (jóvenes de los que yo suelo pensar, ¿cómo se les ha ocurrido algo así? De verdad, ¡que admiración!), en vez de ver cientos de olivos abandonados, vieron una oportunidad de recuperación medioambiental, y de recuperación total, pues, no sólo van recuperando el campo, recuperan también a las personas… y de ahí su lema..

..cuando los árboles salvan a las personas..

Oliete es una de estas zonas que ha ido sufriendo pérdida de población, una de esas zonas rurales como muchas otras en España, en riesgo incluso de desapararecer, ya que los jóvenes emigran a grandes ciudades buscando oportunidades de estudio y trabajo. Esto conlleva además, que se abandonen ciertas actividades agrícolas o alimentarias y no sólo por la falta de mano de obra, sino porque no se destina direno público a ellas. Y así, cuando aún muchos piensan que esta despoblación es un fenómeno irreversible, llegan cuatro jóvenes y ven la oportunidad de recuperar cientos de olivos centenarios que han quedado abandonados y dar trabajo a parte de la población que queda en el pueblo.

¿Y cómo lo han hecho?

Durante los tres años que el proyecto lleva activo, han recuperado la vida de 5200 olivos (hay que eliminar la ramas o “chitos” que crecen desde el tronco y le roban los recursos al Olivo), han creado unos doce puestos fijos de trabajo, y además incorporan al equipo de ATADI (Agrupación Turolense de Asociaciones de Personas con Discapacidad), por lo que no es sólo un proyecto medioambiental, es también un proyecto social. A todas estas personas hay que añadir a voluntarios jubilados del pueblo, que gracias a su experiencia y sabiduría, explican sus conocimientos y se sienten más útiles.

¿Y qué puedes hacer tú?

Puedes apadrinar un olivo por el precio de 50 euros al año. Tu tendrás tu olivo apadrinado, y además, puedes ir a ver y conocer el pueblo de Oliete. Podrás bautizar a tu olivo y, presta atención, ¡tendrás 2 litros de aceite al año!
¿Pero que será lo mas importante de este apadrinamiento? Que por ese módico precio, sabrás que has contribuído a 3 causas importantísimas:

  • Estarás apostando por la recuperación medioambiental
  • Estarás generando empleo para personas con discapacidad
  • Formarás parte de un proyecto rural sostenible

www.miolivo.org

Por cierto, este aceite no es cualquier aceite, ya que como estos olivos han estado abandonados tanto timepo, te aseguras que no han recibido ningún producto tóxico. Es un aceite de oliva Virgen Extra, con sabor almendrado y cierto toque picante. Pero lo mejor de todo es que es un aceite solidario y social.

Ya sabes, regala experiencias y no cosas, y esta puede ser una experiencia fantástica.

Y yo, ahí lo dejo, porque acaba de ser mi cumpleaños y sé que hay mucha gente que se vuelve loca pensando en qué regalarme… !pues mirad si lo pongo fácil que además te traigo un código: ecointransit para que tengas un  -15% de descuento!
Este código es válido para aceite, eceitunas y anillos de madera de olivo desde hoy hasta el día 2 de abril.

¡Aprovecha y colabora! 🙂

**Aclaro que no es un post patrocinado, es una colaboración que voluntariamente hago porque la idea me ha encantado 🙂 🙂 :)**

 

Pin It on Pinterest

Share This