Productos ecobeauty y una lección aprendida

Productos ecobeauty y una lección aprendida

Hace tiempo, haciendo limpieza en mi bolsa de aseo, compartía por aquí todo el maquillaje (no muy adecuado) y especialmente, todas las barras de labios que había ido acumulando a lo largo de los años. Me propuse acabarlas antes de comprar otras. Pues no lo cumplí. Y es que cada día que me pintaba los labios pensaba en la cantidad de tóxicos que estaban entrando en mi cuerpo y no me molaba nada.

Así que al final, compré un pintalabios rojo y decidí reutilizar los viejos como pinturas para cuando estoy con los sobrinos, o para dejarle a Alberto mensajes cariñosos en el espejo por la mañana.

Y el mensaje se puede tirar ahí una semana

Para estas compras de maquillaje (lápiz de ojos (3,99€) y rimmel (8,95€) que necesitaba y pintalabios (8€) que no), me propuse algunas cosas: 1) no hacer ningún pedido por internet, es decir, encontrarlo en alguna tienda cercana; 2) que no fuera maquillaje caro (ni a precio de Kiko, ni a precio de Dior, algo intermedio) y 3)  que fuera natural y no testado en animales. Me recorrí varias tiendas de productos ecológicos cercanas y no tan cercanas y encontré estas dos marcas. Y bueno, los primeros objetivos se cumplieron, pero el pintalabios que compré, no está del todo libre de crueldad animal.

  • Benecos: cosmética natural y ecológica, sin parafinas o siliconas, respetuosa con la salud, el medioambiente y los animales. Peeeeero, no es del todo cierto  que sea una marca respetuosa con los animales ya que sus pintalabios, por lo menos los de color rojo, llevan carmín. ¿Sabéis de dónde sale el carmín? De unos insectos llamados cochinillas, a los que cuecen y machacan para sacar ese pigmento natural. Vale es natural, pero ¿sin sufrimiento animal? Gastaré la barra, pero me informaré mejor antes de comprar una nueva. ¡Encima no es el color rojo que utilizo habitualmente! Esto ha sido el karma, que me ha castigado por comprar algo que no necesitaba y que había dicho que no iba a comprar, ¡ains!

Parece un rojo oscuro intenso pero no lo es…

… es mas bien brillantoso

  • Avril: marca francesa de productos ecológicos y respetuosos con el medioambiente (marca que además se compromete con los embalages, eliminando los que no sean necesarios), y concretamente con el rimmel que he probado, estoy muy contenta ya que el color negro es intenso, duradero y peina las pestañas que en mi caso, es una odisea.

Y como yo no soy una experta en este tema, ¿En que blogs he bicheado para conocer productos y marcas ecológicas y sostenibles? La verdad es que en bastantes. Pero me quedo con tres, por los productos que muestran; la forma de escribir y la estética de los blogs; y por las personas que hay detrás, que sólo por la relación que se establece por Instagram, me parece que son majísimas.

  • Ecolecua Sinceridad ante todo e información muy definida y contrastada, con un estilo de escritura muy cercano y alegre.
  • Be natural my friend Con una estética muy cuidada y fotos preciosas, nos hace un resumen de los productos más top, recetas y DIY.
  • Sientepora Bajo la premisa, “el sufrimiento animal y los productos tóxicos son innecesarios”, nos recomiendan productos geniales.

¿Utilizáis algunas marcas concretas de belleza que queráis recomendar para próximas necesidades? ¿Tenéis maquillaje acumulado de años y años, o ya os habéis deshecho de lo que no utilizáis y habéis optado por productos más recomendables? ¿Seguís algún blog para inspiraros?

¡Qué tengáis feliz semana!

 

 

 

 

 

Mascarilla casera para la cara

Mascarilla casera para la cara

El principal problema de mi cara soy yo, lo sé, pero tengo una manía y es que me toco la cara sin darme cuenta (y dándome cuenta también, que hasta tengo un cartel en el baño que pone “Raquel, déjate la cara”), y claro me monto unos líos que pa´qué. Estos últimos años, había conseguido controlarme un poco a base de mucho esfuerzo mental y económico, ya que me compraba productos mejores y más caros para mantener una rutina y evitar tocarme. Pero estos últimos meses, con mi etapa de opositora he vuelto a mi cara de los 15 años, llena de marcas.

Así que vamos a ver si podemos hacer algo con ellas a base de este mejunjillo que he creado inspirándome en este libro que me regalaron por mi cumple de cosmética slow y utilizando productos que ya tenía por casa (me entra la risa con algunos libros de estos porque te lo pintan todo como facilísimo pero luego te piden en los ingredientes sangre de unicornio, el pedo de un enano o aceite de niaulí, ¿Cuál es el ingrediente real que pide el libro?)

Aunque seguramente la piel no necesita tanto producto, el caso es que me gustan estas cositas beauty y me preocupo de que sean productos eco, y de buena calidad, pero el tema mascarilla se me ha resistido hasta ahora. Tengo de las muestras que te regalan en Lush cuando compras algo pero no me mola que sólo te lo den en envase de plástico, así que mi primer experimento es este, una mascarilla y además, que me he propuesto mas handmade y menos buy.

Ingredientes:

  • Aceite de coco: contiene propiedades antibacterianas y antifungícas, y es hidratante, ahí es na.
  • Arcilla blanca: tiene propiedades desinfectantes y desinflamantes y ayuda a eliminar toxinas acumuladas bajo la piel y las dichosas marcas.

Ingredientes opcionales:

  • Algún aceite esencial para darle buen olor.
  • Azúcar o sal para actuar también como exfoliante.

La que yo he hecho es la más sencilla, únicamente aceite de coco y arcilla blanca, que ahora que lo pienso, podría haberme puesto pasta de dientes. La llevo utilizando dos semanas más o menos, unos dos días por semana y tengo la cara bastante bien, por lo que estos productos caseros, baratos y ECO, actúan igual o mejor que cualquier crema o mascarilla que puedas comprar por ahí, con las que por cierto, nunca he tenido ningún resultado espectacular que recuerde. Además, variando las cantidades de cada producto, conseguimos potingues diferentes (más aceite de coco, desmaquillantes, crema hidratante y pasta de dientes: todo en uno).

Me la pongo, espero unos 10 minutos y la quito con mi trocito de toalla reutilizable o en la ducha directamente y te deja una cara muy suavecita, como el culito de un bebé. Esto si que me ha llamado la atención  y muy positivamente, cuando te  la quitas, no te deja la sensación tirante o reseca que te dejan otras mascarillas, es hidratante sin dejar la piel grasa. ¡Probadla! Seguro que os gusta 🙂

¿Utilizáis para la cara algún mejunje casero que de verdad os encante y me recomendéis?

¡Y yo sin saberlo!

¡Y yo sin saberlo!

¿Os acordáis que os dije que cuando me informara sobre maquillajes saludables os hablaría de ellos? ¿Y que me maquillo muy poco y que creía que el maquillaje que tenía era malo malo?

¡Pues resulta que no! ¡Que es maquillaje vegano y sin aceite de palma! 😀

Es Cosmética Koreana Miin, ¿la conocéis? Hace unos años abrieron tienda en Madrid y con eso de que las coreanas tienen una piel tan fantástica como el culito de un bebé, me decidí a probar un maquillaje. Si os decidís a ir a la tienda o a visitar la web, hacedlo con mucho cuidado porque tooooodo tiene muy buena pinta, aspecto requetebonito y comestible y te entran ganas locas de compra. (Matizo, no es cosmética orgánica).

– El primero que probé fue el azul y me gustó muchísimo: la textura, el color, lo mucho que me duró.. y cuando se me acabó y fui a por otro ya no lo hacían. ¿Pudo durarme más de año y medio? Posiblemente. Guardo el botecito por si en algún momento lo vuelvo a ver.

– Me llevé entonces la cajita blanca que me gustó menos, creo que porque tenía algo de brillo y no me duró mucho. Guardo la caja porque a veces, para viajar, echo un poquito de otro maquillaje en ella y es cómoda.

– La manzanita es un protector labial con algo de color y protección solar. Lo que menos me gusta de este tipo de protectores es que hay que echarlos con el dedo. 6 euros.

– El que estoy utilizando ahora es este. Viene en bote de cristal (¡bien!) y es como una gelatina, se extiende muy bien y el bote es grandecito (lo tengo desde principios del año pasado y mirad como está).

– Tomatox es una mascarilla con extractos de tomate fresco que elimina las toxinas. Es para pieles sensibles, elimina rojeces, unifica el tono de la piel y calma la piel irritada. 13 euros.

No recuerdo el precio exacto de cada uno de los maquillajes, pero estarían entre unos 25-30€. En comparación con marcas como Kiko o Mercadona, pueden parecer caros, pero hay que recordar que es alta cosmética, algunos de sus productos elaborados con aceite de oliva o manteca de karité ecológicas.

www.miin-cosmetics.com

Como decía el otro día, el maquillaje es algo que he ido comprando sin esperar a que otros productos se acabaran, las barras de labios dan fe, y he acumulado bastantes cosas a lo largo de estos años. Bastantes cosas que no utilizo y a lo que ya he puesto fin. He hecho una limpieza en el neceser (ya veré a quién se lo regalo) y así ha quedado:

Es un buen ejercicio también para evitar ir pintadas como puertas, algo de lo que todos alguna vez hemos pecado 😂. ¡¡Pasad un buen fin de semana!!

¿Conocéis marcas de maquillaje respetuosos y sostenibles? ¿Habéis probado alguna vez esta marca?

Aunque no se puede ser más bella.. ¡nuevos productos beauty!

Aunque no se puede ser más bella.. ¡nuevos productos beauty!

Ya os he comentado, creo que por Instagram (@ecointransit), que siempre apunto todo en una libreta: cuando compro los productos, cuánto me han costado, cuánto dura, si me ha gustado o no.. lo hago para comparar con los que he utilizado en otras ocasiones y ver calidad/precio/duración.

Ya he acabado algunos de los productos que os mostré en entradas anteriores (champú de Lush: el de canela comprado en agosto y el de sal, que hemos utilizado dos personas, en enero; desmaquillante de Kiehl’s comprado en enero del año pasado; crema de noche comprada hace mil años..) y estos son los sustitutos:

Champú de Freshly Cosmetics: quería probar un champú 100% libre de tóxicos, libre de sulfatos y realizado con productos naturales. Por otro lado, había leído muy bien sobre esta marca que lleva muy poco tiempo en el marcado y desprenden muy buen rollo. El olor, que es natural ya que no llevan perfumes sintéticos me encanta y el pelo dura limpio muchísimo tiempo (por mala costumbre, me lavaba el pelo a diario.. ahora, un día sí y uno no; pero por probar este champú estuve tres días sin lavarlo y estaba perfecto y seguro que habría durado más 😜). Por último, y también muy importante, el bote es de aluminio 100% reciclable.

Desmaquillante de Weleda: ya os he hablado de Weleda hace algunas entradas y vuelvo a confiar en ella, esta vez para un desmaquillante. No contiene parabenos, ni perfumes y su envase es de cristal. Pensaba que la textura era tipo gel pero es bastante líquida por lo que utilizo unos trocitos de tela de toalla en vez de discos desmaquillantes. No me maquillo mucho, pero desmaquilla bastante bien, incluso los ojos de mapache.

Crema hidratante Matarrania: había leído muy bien también sobre esta crema y quería probarla. Siempre me dicen que tengo la piel muy seca ( y es que aunque parezca lo contrario no soy muy constante con las cremas) así que quería una crema que hidratara en profundidad. Los ingredientes son de producción ecológica como por ejemplo, aceite de oliva, cera de abeja y rosa de mosqueta. No contiene agua en su composición, por lo que tarda más en absorberse y te puede dar la sensación de piel grasa al principio así que yo la utilizo por la noche.

Limpiador facial de Lush: me gustan las mascarillas en frío que venden pero la tienes que comprar en envase de plástico. Por eso he preguntado si tenían alguna mascarilla sólida y no, y me han dado este limpiador facial para probar. (En Lush siempre te dan muestras gratuitas de productos al comprar algo y es genial para probar). Lo he utilizado para hacer una limpieza más profunda pero no es una mascarilla, seguiré buscando una sólida.

Y hasta aquí los nuevos descubrimientos beauty que espero, os hayan gustado. Teniendo en cuenta, todo lo que me han durado los anteriores, esta sección, tardará en volver 🙁

¿Utilizais algún producto que queráis compartir con nosotros? ¿Conocias alguno de estos? ¿Qué te parecen?

Pintauñas ECO

Pintauñas ECO

¡Hola a todos!

Aunque no soy de pintarme las uñas habitualmente (excepto en verano), recibí una petición 😉 y rauda y veloz me puse a buscar marcas que fueran ECO. He de deciros que me ha sorprendido la gran cantidad de marcas preocupadas por eliminar productos tóxicos de los esmaltes y su “bajo” precio (obviamente alejados de Kiko), pero muy similares a marcas como Chanel, Dior u OPI, que aunque no utilizan algunos de esos toxiproductos, los prueban en animales, así que eliminados de la recomendación por malos. Por otro lado, no he encontrado ninguno 100% natural y tampoco he podido probarlos, por lo que no hago una recomendación concreta.

Por lo que me informado, se clasifican e 5Free, 4Free, 3Free… según la cantidad de productos tóxicos (Formaldehído, Tolueno, Ftalato de Dibutilo, Alcanfor, productos relacionados con alergias y hasta con algún tipo de cáncer) que eliminan de su composición.

Lo que os muestro es una pequeña selección, entre los que probaré alguno cuando llegue el verano:

Kure Bazaar: 85% de ingredientes de origen natural. Marca francesa que podemos comprar online por unos 16 euros.

SpaRitual: a parte de eliminar también gran parte de componentes tóxicos, promueven el comercio justo. Los podemos encontrar online y por unos 17 euros.

Scotch Naturals: es una firma inglesa que utiliza bases acuosas en vez de disolventes y los esmaltes son biodegradables. Los podemos encontrar en Sundara (Madrid), y online por 17 euros.

Sante: como los anteriores no contiene los principales productos tóxicos y tampoco gluten. Este lo podemos encontrar en algunas tiendas BIO y también online por un precio más económico, unos 8 euros.

Al ser un precio superior a lo que estamos acostumbrados, podemos hacernos con un esmalte en un tono más oscuro para otoño e invierno, y otro más claro para primavera y verano, como por ejemplo estos:

¡Espero que os haya gustado!

 

Belleza con principios: guapa por dentro y por fuera

Belleza con principios: guapa por dentro y por fuera

¡Buenos días de viernes!

¿Cómo ha ido la semana? ¿Estáis poniendo en práctica alguna de las rutinas por aquí mencionadas? ¡Espero que os vayan gustando!

Hoy os muestro una rutina de cuidado diario y semanal con productos que me encantan y que, con sus más y sus menos, son respetuosos con la piel y el medioambiente.

1. Desmaquillante de caléndula de Kiehl’s: libre de sulfato, jabón, perfume y parabenes. Solo necesitas utilizar una gotita en la cara humedecida y después aclarar, y así no hay que utilizar discos desmaquillantes. También es importante saber que Kiehl’s pertenece a Loreal, marca que se comprometió a acabar con la deforestación y utilizar aceite de palma sostenible. ¿Le damos un voto de confianza? No se yo… (18€)

2. Champú sólido de Lush. De algas, sal marina y limón. Sin envase de plástico. Mojamos el pelo y la pastilla, hacemos un poco de espuma con las manos y lavamos. Posteriormente aclaras como con cualquier champú y notarás el pelo más tirante ya que no lleva siliconas pero si lleva sulfatos (componen barato para hacer espuma y que puede llegar a ser perjudicial para el organismo), lo que puede irritar la piel. (9€)

3. Jabón karma de Lush. Con glicerina, aceites, perfume. Sin envase de plástico. Huele maravillosamente y el olor persiste a lo largo del día. 😊 (7€, 100g)

4. Desodorante sólido Aromaco de Lush. Aceites esenciales e ingredientes antibacterianos. Sin envase de plastico. Puedes frotarlo directamente en la piel o humedecerlo. (7€, 100g)

5. Crema facial de dia de Rosa de Mosqueta de Weleda. Sin conservantes, colorantes, perfumes sintéticos ni sustancias de origen petroquimico. Se extiende genial y tiene un olor muy agradable. Además se necesita muy poca cantidad para hidratar la piel. (El precio varía dependiendo del establecimiento pero unos 12€ aprox).

6. Aceite corporal de Granada de Weleda. Aceite para hidratar el cuerpo después de la ducha. Personalmente, no me gusta la sensación que deja el aceite, aunque este se absorbe bastante rápido, por lo que probaré la crema hidratante. (20€ aprox).

7. Mascarillas de ajo y de lechuga. Entre otros ingredientes, la que estoy probando tiene ajo y árbol de té, que son antisépticos y limpian la piel en profundidad y como tienen trocitos del producto en si, sirven como exfoliante.

No tengo más productos, cuando se me gasta uno, lo repongo o lo cambio y pruebo otro, pero no acumulo botes en la estantería y menos ahora que intento comprar sin botes de plástico.

Ninguna marca es perfecta… 🙁 Y especialmente, marcas que nos podamos permitir económicamente. Yo por ahora, utilizo estas y repetiré en algunos de estos productos por su composición y filosofía:

Kiehl’s: Emplean ingredientes naturales realmente beneficiosos para la piel, descartando conservantes.

Lush: Son productos naturales hechos de verdad a mano. Utilizan las materias primas propias de las zonas de fabricación y se aseguran de que esa empresa a la que compran las materias también sean respetuosas. Además tienen una política abierta de respeto a los animales, no prueban los productos en ellos y no utilizan aceite de palma.

Weleda: protegen el medioambiente, tratan de manera justa a los trabajadores, utilizan materias primas y un embalaje sostenible.

¡Seguire buscando y probando productos para mostraros! ¡Feliz fin de semana! 😘

Página 1 de 212

Pin It on Pinterest