Mi año empieza en Septiembre

Mi año empieza en Septiembre

Pues sí, como cuando iba al cole. Mis propósitos, motivaciones, cambios.. suelen producirse en septiembre. Y el comienzo de una nueva agenda, algo que me hace súperfeliz.

Las miles de agendas que he gastado en años anteriores las he comprado, pero este año he decidio utilizar un cuaderno viejo que estaba sin gastar y una postal que me encanta y me acompaña desde 1º de carrera. Por dentro he escrito los días de la semana de cada més del año (sí, me ha llevado un rato) y lo he coloreado con los colores de cada estación.. et voila!

Este átomo me acompaña desde 1º de carrera

Todo organizadito

Libros que me voy leyendo

 

Este método de organización se conoce como Bullet Journal, y es un método de organización personal. Y cuando digo personal quiero decir que contiene muchísimos simbolitos que significan diferentes acciones y yo o me los invento o utilizo poquitos. Además, soy de apuntarlo todo, hago listas de todas la tareas, eventos, citas que pueda tener en la semana y con los simbolitos indico si es muy importante, si lo he acabado, si no lo he terminado, si lo hice bien o mal… Creo que una buena organización te ayuda a cumplir los objetivos que te propongas y más si eres como yo, fácilmente distraíble. Y compartir con más personas todo aquello que te propones, hace que te comprometas más.

Así que allá vamos, ¿Cuáles son los objetivos que yo me he marcado para este inicio de año y que he apuntado en mi agenda?

  • Blog: mantener un ritmo de un post por semana en el que pueda mostrar como yo llevo un modo de vida cada vez (o eso intento) más sostenible. Y muchas más cosas porque como digo por Instagram, no todo es ECO. Quiero que sean post cortos, directos, divertidos y con situaciones reales, con las que la gente que empieza en este mundo, pueda trasladar a su vida diaria facilmente o con un mínimo esfuerzo.
  • Estudiar: el verano se ha acabado y ya no hay más excusas mona. Además el examen está a al vuelta de la esquina. De 8.00h a 13.00h tengo que darle duro y luego a currar.. pero bueno, tengo un trabajo tranquilito.. a ratos.. Otro objetivo que puede salir de aquí es, si te pasa como a mi, que tu trabajo no te motiva nada y estás en la búsqueda de algo mejor, haz todo lo posible para que no condicione tu estado de ánimo. El trabajo es trabajo, sin más. Y no vivimos para trabajar, trabajamos para vivir.
  • Deporte: el año pasado lo cogí con ganas y me duró tiempo la motivación.. fue llegar el verano y adiós muy buenas todo el esfuerzo. Este año el problema es el tiempo porque llego a casa bastante tarde, pero dos días a la semana tengo que sacar para hacer algo. Me propongo miércoles por la tarde y sábado por la mañana. Venga, podéis apostar si aguantaré o no.
  • Contribuir “con trabajo” en alguna asociación animal: con este objetivo llevo años.. pero al final siempre encuentro alguna excusa: los centros de las asociaciones están lejos y no conduzco, las reuniones suelen ser entre semana y trabajo o en fin de semana y me suelo marchar.. ¿Alguna recomendación?
  • Minimalismo: estoy muy contenta con mi armario cápsula (es que ni siquiera compro por capricho entre estaciones, sólo por necesidad); con disminuir cosméticos innecesarios para mi, tipo: desmaquillante, tónico, cremas de noche y de día.. y con disminuir la compra de regalos innecesarios para otras personas y las cosas que a mi me regalan, pero aún así, mi casa sigue estando llena de trastos. Creo que la solución es una mudanza, pero hasta que eso llegue, tengo que buscar otra cosa. No me va el minimalismo de “me deshago de todo porque todo me sobra y me siento libre”, no. Es más bien encontrar otra forma de organizar nuestro piso, aunque en realidad lo que necesitamos es otra habitación. (Momento reivindicativo: alquileres de Madrid.. os podéis ir un poco a tomar viento.. que os estáis subiendo mucho a la parra).
  • Alimentación: me encanta el menú de nuestro frigorífico y la lista de la compra. Os recomiendo que os creéis uno ya que os ayudará muchísimo a mantener una mejor alimentación y a comprar sin plásticos. Bueno, a comprar sin plásticos no del todo.. yo sigo cayendo en las bolsas de chuches (patatas fritas, nachos, chuches veganas), croquetas, queso, salchichas, embutido vegano… Y hay cosas que me gustaría reducir porque considero que podemos vivir sin ellas (sé que en algún sitio venden patatas en lata) o en el caso de las croquetas, hacerlas nosotros, ya que no conozco a ningún ser humano que pueda vivir sin croquetas. Hacerlas es un tostón pero merece la pena y un sábado al més nos ponemos en modo producción en cadena y hacemos croquetas para un regimiento. Es cuestión de hacer un esfuerzo con lo que cada uno pueda.
  • Viajes: a parte de pensar en el próximo destino veraniego, algo que me hace muchísima ilusión preparar, pensar, organizar… quiero hacer pequeños viajes de un día o dos de duración y conocer destinos de España y especialmente cercanos a Madrid, como pueblecitos de la Sierra (el otro día estuvimos en Chinchón y tiene mucho encanto) o ciudades cercanas (ocho años viviendo en Madrid, treinta años viviendo en la tierra y nunca había estado en Segovia, pues me encantó). Nos centramos en viajar al extranjero cuando tenemos sitios maravillosos bien cerca (y con el ahorro que esto supone).

¿Y vosotros que os proponéis? ¿Utilizáis agenda? ¿Hacéis listas para todo?

¡Un poquito de ejercicio!

Hacer tu propio pan también evita plástico y productos no muy buenos..

Turisteo de proximidad

¿Me dais ideas sobre como colaborar?

Un buen menú te ayuda en todo

Gracias por volver por aquí después de estas vacaciones y por vuestros comentarios. Si queréis que hable de algún tema concreto o haga algo especial, se aceptan recomendaciones y sólo tenéis que decirlo. ¡Qué tengáis buena semana y buen año!

Imprescindibles del verano

Imprescindibles del verano

Con el tiempo que está haciendo (días de calor extremo, días de lluvia, días de una temperatura tan agradable que ojalá se quedara así…) y teniendo en cuenta que ya tuve mis vacaciones y que ya he vuelto a la maravillosa vuda de currante y estudiante, tengo la sensación de estar en septiembre, y en realidad el verano comenzó hace 10 días..

Tanto si estáis en la misma situación que yo, o vais a disfrutar de días de vacaciones próximamente, tengo una lista de “imprescindibles del verano” en la que seguro compartimos más de uno. ¿Me cuentas cuáles son los tuyos?

Lectura

Un buen libro para las horas de playa o las horas de metro. En la playa leí “Patria” que os recomiendo de verdad, se lee muy fácil porque son capítulos muy cortitos que hacen que parezca que lees un cuento, pero un cuento con una historia muy real, un “conflicto” compuesto por familias como las nuestras donde se ha justificado la violencia durante años.. en fin, que os la recomiendo. Y ahora estoy con “La chica del tren“, que he decidido leerla porque he visto en el metro que mucha gente iba leyéndolo (antes he comprobado que no fuera algo parecido a 50 sombras que también fue un libro que veía en el metro constantemente) y que me está enganchando bastante aunque la protagonista me ponga un poco de los nervios.

Verano sin desechables

Todo un clásico de mis listas y que os recomendaré hasta que las botellas de agua y las bolsas de plástico sean erradicadas del planeta: bolsa de tela y botella reutilizable. Me dejaría de otras recomendaciones e insistiría sólo en estas dos: al año se utilizan entre 500.000 y 1 billón de bolsas de plástico y otros billones de botellas y otros billones de pajitas… con lo fácil que es no utilizar estas tres cosas y el cambio que supondría para el planeta..

Las series son el nuevo cine de autor

Una buena serie para cuando llegas a casa y quieres desconectar. Me declaro absolutamente fan de Netflix pero se nos ha acabado el año y medio que nos habían traído de regalo de Reyes (regalos que me parecen faaaaaaaantásticos). Y como en una relación se deciden las cosas a medias (si dicidin lis quisis i midis…  apuff) pues nos hemos pasado a HBO. Aún no he podido ver tranquilamente que me ofrece.. por ahora me estoy conformando con Girls.

Comida, comida

Snack saludable para los descansos del trabajo, las visitas turísticas o las horas de playa: frutos secos, dátiles, hummus, fruta.. y todo esto lo puedes comprar a granel.

Ropita

Si tu trabajo te lo permite o para salir a tomar algo, los monos son mi “must have” del verano. Hay de muchos tipos, más arreglados o menos por lo que te pueden incluso servir para alguna boda no muy elegante.. Además, si no te ha dado tiempo a depilarte, te hacen un apaño.

Postureo

Posturea ecológicamente en Instagram, comparte tu forma de vida y el bonitismo: modelito piscinero, las vistas desde tu casa, tu compra hecha a granel.. En el pueblo, en la playa o en la ciudad, mantener tu estilo de vida sostenible es posible y compartiéndolo llegamos a más personas.

Aceite de coco

Intenta mantener una “rutina de belleza” (me parto cuando escribo esto, queda tan chic): no, a ver, me refiero a que verdaderamente es importante limpiar bien la cara de cremas protectoras o maquillaje. Después de llevar bastante tiempo con mi potingue de aceite de coco y arcilla blanca (al que a veces hecho un poco de bicarbonato o sal para que haga también de exfoliante), he de decir que tengo la piel genial y que no necesitas ni crema hidratante después.

Minimiza tus necesidades

Sigue con tu estilo de vida minimalista allá donde vayas. El año pasado hubiera hecho una lista de “compras necesarias” para el verano con “tontás” como se dice en mi pueblo, tontás que se hubieran quedado a medio acabar/empezar abandonadas en un armario como un bikini, algún vestido veraniego, chanclas, revistas, colgantes, pintauñas, colorete, crema… De verdad que soy la primera a la que le gusta comprar, si, soy una minimalista zero waste rara, pero organizo bien lo que necesito y lo que no.

Bañador o Bikini

Hablando de bikinis, hazte con uno bueno que no se vaya dando de sí y acabes con el típico culo colgandero. Esto es suuuper importante. E igual de importante o más son los materiales con los que está fabricado, ya que la mayoría de los bikinis que encontramos por ahí desprenden fibras y microplásticos que van directitos al mar. No los he probado, porque precisamente bikinis no me faltan y antes de comprar quiero aprovechar lo que tengo, pero estoy segura que cuando busque uno acudiré a los bikinis que hace Cabuya.

Sé creativo

Desarrolla tu creatividad. Y si te ha pasado como a mi, y tu creatividad se quedó en el dibujo de “la casa, el coche y el árbol, todo del mismo tamaño”, acude a Google y a Instagram que son fuente de inspiración. Puedes reusar camisas viejas para hacer bolsas de tela; buscar nuevas recetas sencillas y baratas de comida que normalmente compras precocinada y hacerla tu mismo en ingentes cantidades y congelarla (ahorro de plástico, dinero y mejora en salud) ó utilizar las típicas cajas de fruta de madera o cartón, pintarlas y darles miles de usos..

Polos

Estoy preparando un post de recetas de polos como los que yo me hago para tomar como merienda o después de cenar. Son muy sencillitos, mezclas de frutas trituradas y congeladas. Además, puedes reutilizar los envases de yogurt como molde. Si los haces tú en vez de comprarlos, te aseguras que no llevan ningún tipo de conservantes ni aceite no deseado como el de palma, que suele estar en este tipo de productos y tampoco un envase que normalmente, suele ser de plástico.

¿Qué imprescindibles tiene tu verano?

600 páginas que me leí en una semana

Compra a granel sin bolsas de plástico

Aceite de coco

Camiseta granate reutilizada y hecha bolsa

 

Polo casero de frutas

 

Mono azul oscuro que prácticamente no me quito

 

4+1 tips para organizar tu vida sostenible

4+1 tips para organizar tu vida sostenible

Como he comentado en muchas ocasiones, lo que más me ha ayudado para ir manteniendo cada vez más una vida sin plásticos, una vida más ecológica y en general, una vida más sencilla y mejor, ha sido la organización.

Desde bien pequeña he sido bastante organizada: mi habitación, mi ropa, los deberes.. Con más edad, responsabilidades mayores (flipo cuando veo a madres/padres haciendo las matrículas de universidad de sus hijos por poner un ejemplo) y aunque en aquel momento, quizás no lo valoraba y me quejaba, ahora lo agradezco mucho.

¿Cómo lo hice? Primero, concienciándome de que los pequeños pasos que yo de son muy importantes y hacen mucho. Y segundo, por partes, siempre poco a poco, el refranero español es muy sabio y “quién mucho abarca, poco aprieta”. Aunque para mi fue un proceso por ámbitos (en mi casa siempre se ha reciclado, con lo que era muy insistente en un correcto reciclaje; después me preocupé por el mundo animal, por lo que dejé la carne a un lado; más tarde comprendí que el plástico era un gran problema y comencé a eliminar envases; me pregunté cuál era mi asignatura pendiente y descubrí el armario cápsula y por último, conocí el mundo del “zero waste” y en eso estamos, lentamente) creo que lo mejor es hacer pequeños cambios en cada uno de ellos.

Así que, si no sabes por dónde empezar, siguiendo estas recomendaciones, quizás te resulte más sencillo:

1. Zafarrancho:

Haz una gran limpieza en casa. Recicla lo que puedas, dona lo que aún sirva, reutiliza lo que pueda tener una segunda vida… pero quédate con lo exclusivamente necesario. Este ejercicio sirve también de limpieza mental, pues te libera de cosas que te creaban otras necesidades. No pretendas hacerlo todo en una mañana y sigue también un orden: si empiezas por la cocina, acábala y no vayas dando tumbos de un sitio a otro.

2. Haz listas:

  • Análisis de la situación: ¿Dónde gasto la mayoría del plástico? ¿Qué puedo sustituir y qué no? Céntrate en estos ámbitos:

– Baño: botes de gel, champú, pasta de dientes, compresas, cepillos… Si eres manitas (y sin serlo), incluso puedes preparar tú algunas recetas.

– Cocina: productos de limpieza, compra a granel con mis propias bolsas, productos precocinados..

– Calle: vasos desechables, pajitas, bolsas, botellas de agua…

– Ropa: minimiza el armario, repara, dona y compra de segunda mano o moda sostenible muy muy de vez en cuando.

  • ¿Dónde puedo encontrarlos? Valora la cercanía y lejanía del establecimiento de venta a granel, de producto ecológico… ¿Tienes acceso a producto ecológico y a granel? ¡Genial! ¿Puedes ir una vez al més y el resto en el súper habitual? ¡Genial también! No tienes tiempo, y vas al súper con tus bolsas y no compras agua embotellada y la fruta en la frutería, súúúúper genial.
  • Realización de un menú semanal (nada de excentricidades a lo Diverxo); la sencillez y buena alimentación es la clave para mantener el menú a lo largo del tiempo.
  • Lista de la compra basada en el menú. Dí no a las compras por impulso y cíñete a tu lista. Y ahorrarás también.

3. Practica Ecoretos:

Proponte retos cuando te sientas preparado y ve dando pequeños pasos para realizar grandes cambios, no quieras hacerlo todo de una vez porque te saturarás. ¿Te queda un rollo de papel de cocina? No compres más y vamos a ver cómo nos apañamos…

4. Infórmate todo lo que puedas

A través de blogs como este por ejemplo. Además, las Redes Sociales nos proporcionan una información muy visual y el bonitismo nos hace más receptivos a los cambios. La cantidad de ideas que descubro a través de Instagram y me digo, ¡como he estado toda mi vida sin hacer esto! ¡Y lo hago!

5. Comparte tu modo de vida y no te avergüences: 

Te encontrarás con gente a la que también querrás desechar.. pero serán las menos. Muchas veces actuamos por desconocimiento hasta que llega alguien y nos descubre que un mejor modo de vida es posible. Además el hecho de contar y compartir lo que haces, te motiva a seguir llevando a cabo los pasos que hayas dado. Hay dos palabras que te salvarán en muchas de estas situaciones: No, gracias.

Aunque parezca mentira por lo sencillo que es, me ha costado escribir este post, ya que podría seguir incluyendo tips o consejos para empezar en una vida en la que generemos menos basura, pero creo que al final, he seleccionado los básicos que pueden ayudar a saber por donde empezar ya que producen grandes cambios y satisfacciones en tu vida (y reducen mucho tu basura). ¿Incluirías algún consejo más en la lista?

Si es que sólo por bonito, ya me quedaba con la primera fila

 

La vida sencilla es bien

La vida sencilla es bien

En realidad, la vida sencilla es súúúperbien. No todo en mi vida es “zero waste”, ni reducir el plástico, ni la moda sostenible, ni la comida vegetariana.. (bueno, la comida es una parte muy importante de mi vida :)) y que como sabéis, también forman parte de un estilo de vida sencillo. Pero hay unos pequeños placeres de una vida simple que me encantan, me alegran el día, y quiero contaros cuáles son.

  • Estar aún en la cama y que me llegue el olor a café recién hecho, que mi señor esposo ya ha preparado
  • Llegar a casa y que venga a recibirme Nota con sus babas y cariñitos habituales
  • Una ducha calentita antes de dormir (si, incluso en verano)
  • Tachar la última tarea de mi lista de tareas
  • Poder dedicar diez minutos a desmaquillarme y echarme cremitas sin tener a alguien al lado diciéndome: “no te toques la caaaara”
  • Estar convencida de que es Él
  • Me gusta ser perfectamente imperfecta
  • Alcanzar los retos que me voy proponiendo y convertirlos en hábitos casi sin darme cuenta
  • Presumir de escuchar “buena música”, pero cantar Despacito a cada rato
  • Recibir algún email o mensaje que diga: “mira mi botella reutilizable” o “ayer rechacé una pajita”
  • Despertarme a las cuatro de la mañana y ver que aún quedan horas de sueño (o poner el despertador diez minutos antes de la hora, sí, soy rara)
  • Preparar un viaje.. y elegir el destino del año siguiente e ir preparándolo mentalmente..
  • Beber gazpacho
  • Leer y ver series (¿recomendaciones?)
  • Cotillear de vez en cuando… Paula Echevarría me tiene en ascuas
  • No me gusta salir de la zona de confort, soy miedosa.. pero cuando lo hago, me siento orgullosa y me motivo para hacerlo más veces
  • Hacer listas como estas 🙂

Como veis, mi vida es muy simple, pero entendiendo la simpleza a un nivel material (y el consumismo a nivel mental y emocional). La vida simple, sencilla es la vida mejor, y una vez que lo descubres, muchas de las preocupaciones que te crean los problemas del primer mundo desaparecen.

Cuéntame cuáles son esos pequeños placeres de tu vida y si coincides conmigo en alguno. ¡Disfrutemos juntos de nuestras vidas sencillas!

Me da amor incondicional

Sé que es Él

Salir de la zona de confort.. Opositar después de trabajar.. (siempre en buena compañía)

La agenda y sus listas, siempre en papel

Viajar a lugares de cuento.. el año que viene.. ¿Irlanda?

Gazpachito rico

Página 1 de 11

Pin It on Pinterest